CERTIFICACIONES

Contamos con los certificados internacionales más importantes del sector

 

Intertransit es agente IATA (Federación Internacional de Agentes de Carga Aérea) para su servicio de transporte aéreo.

También contamos con Depósito Distinto al Aduanero (DDA) autorizado en las instalaciones centrales, lo que supone una optimización a nivel fiscal y financiero de todas las operaciones de comercio exterior de nuestros clientes.

La obtención y mantenimiento del certificado ADT, acredita el reconocimiento por parte del sector de la logística y el transporte de la correcta implantación del Código de Buenas Prácticas, lo cual implica:

  • Un compromiso con la excelencia.
  • Una apuesta por la mejora constante.
  • Una contribución activa al desarrollo económico y social del sector.
  • Cumplimiento del Código de Buenas Prácticas (como código de conducta sectorial).

ADT asume su compromiso con la Calidad y el Medio Ambiente estableciendo una declaración de principios basada en el cumplimiento de la reglamentación vigente y en el establecimiento de objetivos para mantener y mejorar los niveles de prestación de los servicios contratados, siempre en línea con los principios de prevención y minimización de los principales aspectos ambientales generados en el desarrollo de sus actividades.

 

El OEA es un estatuto que pueden obtener los operadores económicos comunitarios y que supone, principalmente, ser considerado por la Unión Europea de confianza en cuanto a su actividad profesional en materia aduanera. Se trata de una certificación opcional, si bien los estados miembros, a través de sus departamentos de Aduanas, están ejerciendo cierta presión sobre agentes de aduanas y grandes empresas exportadoras o importadores para la consolidación de esta figura.

Alaire tiene el certificado OEA Nº ESAEOF17000019M2

La figura de Agente acreditado [RA] identifica a aquella entidad que aplica controles de seguridad a la carga conforme a los requisitos del Reglamento [UE] nº 2015/1998_ANEXO 6.3.2., cuyas funciones son:

  • Determinar el estatus de seguridad que ha de atribuirse sobre un envío.
  • Aplicar los controles de seguridad conforme al estatus definido.
  • Proteger el envío frente a actos de interferencia ilícita, cuando este bajo su custodia, especialmente una vez clasificado como mercancía aérea SPX.